Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

estepicursor

_

_

_

Tiembla la lágrima en la intermitencia,
tirita el pulso  discontinuidad,
estremecen las luces de la ciudad,
la madrugada se preña de ausencia.

_
Esos páramos que llamas paciencia
son desiertos que avanzan sin piedad
ahogando oasis con brutalidad,
hiriendo los ritmos de la frecuencia.

_
Vibra la luz en esos intervalos
viajando de tu agua hasta mi sentencia:
a ratos muele a la esperanza a palos.

_
Pero nunca oscilo en la resistencia.
Espanto el fantasma de los escualos,
le escribo al síndrome de tu abstinencia.

_

descarga

2 comentarios el “estepicursor

  1. Caro
    abril 26, 2018

    «Esos páramos que llamas paciencia
    son los desiertos que avanzan sin piedad»
    acertados versos! te leo…

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el abril 20, 2018 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a 502 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: