Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

hierba en el agua

He estado en una casa
en la que la luz de un faro
entra por la ventana.

Se nota la escora
y el balanceo de popa
apoyado en ese balcón.

Se ve, tras la lluvia,
el verde de la ladera
hundiéndose en la orilla.

Germinan las risas
desde todas las mesas
amarradas al roble y al noray.

Con sus moradores
respiro bajo la marea
o en la grieta de la piedra.

Me llevo unos haces
de esa luz que no cesa
para las noches nubladas.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el agosto 23, 2021 por en Uncategorized.

Navegación

Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a 504 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: