Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás. 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

borracho en Granada

______________________________

Más fácil se me presenta,                                                         Más fácil se me presenta,

en esta noche andaluza                                                            en esta noche de sombras,

tomar el cielo estrellado,                                                         quemar todas las iglesias,

por cuatro esquinas dobladas,                                               violar todas las leyendas:

y hacer con él un hatillo                                                          juntar cenizas y sangre

dejando la luna dentro,                                                           para erigir una estátua

para cargarlo a mi espalda                                                     con los ojos entornados

y deshacer el camino,                                                              y bien abiertas las alas,

para dejarlo en tu puerta.                                                       para volar, si es preciso,

O en medio de tus caderas.                                                    por debajo de tu cama.

.

Más fácil se me presenta,                                                       Más fácil se me presenta,

en esta noche borracha,                                                          en esta noche en Granada,

tomar los campos de olivos                                                    hacer todo lo que dije,

-sangre de la tierra muerta-                                                   y más que me imaginaba,

y con la tinta de aceite                                                            antes de que mis pestañas

pintar torcidas las letras,                                                       se quemen en tu mirada.

y varear las palabras                                                               Antes que la resaca

mientras la frente revienta.                                                   me anuncie que la alborada

Las manos como sarmientos:                                               traerá los abrazos huecos,

como la hiedra tus piernas.                                                   traerá sirenas varadas.

abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el junio 2, 2013 por en La maniobra de Heimlich (poesía).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 363 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: