Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

folie à deux

_______________________

A veces ocurre
algo así
como una perfecta gramática
de la ropa,
o de la piel
que se despoja de ella.

Ocasionalmente
dos sombras comparten
un trozo de asfalto,
la cuesta abajo
de una calle.
Y se eclipsan, se diluyen,
bajo el mismo retazo
de sábana.

Entonces bailan un instante
—horas, años, semanas—
la misma danza sagrada. Locura
simultánea. Demencia
disuelta
en vasos
comunicantes.

Y mientras eso dura
la ciudad estalla
en dos pedazos
y se desintegra el rastro
de cualquier civilización.

Después, al final,
el cálculo exacto
del area de intersección
entre dos conjuntos vacíos
nunca
es
cero.
___________________

 

folie-a-deux__medium

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el abril 1, 2014 por en Como quien de eterno caer padece.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 379 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: