Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

una moneda

__________

A veces sale cruz,
y soy el héroe que regresa
hallando su hogar devastado
por el enemigo y su fuego.
Debo entonces cavar tumbas
para mis amados, tumbas,
mientras la lluvia cae
como una canción sin palabras.
Hincar la rodilla en el barro,
gritar juramento y venganzas
eternas, apretando los puños.
Partir a cumplirlas con la sombra
del acero en la mirada.

Otras veces es cara,
y me toca
lamer con la punta de la lengua
el borde afilado
del hacha de Danny Torrance.
Acariciar el gatillo engrasado
de la smith & wesson
de Travis Bickle,
y miraros a todos desde sus ojos.
Ajustar la corbata entorno
a mi cuello de Bateman,
con los nudillos tatuados,
love & hate,
del reverendo Powell.

Pero mientras la moneda
gira en el aire
el plano se torna esfera.
No es. No soy.
Y todo es potencia,
o imposible.
Como, por ejemplo,
imaginar que
con una moneda en cada ojo
pago a Creonte un crucero
por la laguna Estigia.

___________

moneda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el mayo 13, 2014 por en Como quien de eterno caer padece.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: