Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

espuma

____________________

___

Me habita el lecho del río que fue.
Mora en mí el rastro de la pleamar pasada,
mientras contemplo un reloj de arena
desde la cima de la más alta duna.
Me alcanza, resonando, el postrer indicio
de la marea, que aún aspirando a hábito,
se condenaba a episodio y a sorpresa.
Me llega el ronco y remoto encontronazo
de aquel tornarse en espuma las salivas,
en ámbar los sudores, en nácar
los sedimentos de las horas vencidas.
Reverbera el eco de tu boca,
que acaso no estaba ya en tu boca
sino en todas las voces de madreperla
vibrando en los acantilados.
Resta, al fin adherida,
la costra salada que se tatúa
con la evaporación, que cristaliza
y se disuelve
en las grietas de la piel,
en las simas del tiempo que fue.

___

 Foot

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el julio 23, 2014 por en tus ojos, mis manos, y otros desiertos (poesía).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: