Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás. 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

hollín

___________

_

Lo quemaremos todo
antes de que la lluvia arrecie.
Conseguiremos que el mundo
se convierta en cenizas
flotando en los charcos,
en pavesas ascendiendo a los cielos.
Y aullaremos como los locos
en las noches de luna
para que la vida sea.
Sentiremos la sed de la carne
y el hambre de la sed,
y nos saciaremos
en la piel del otro.
Sabremos de la sal de la lágrima,
del sabor dulzón de la sangre.
Limpiaremos nuestros labios
con el dorso de la mano,
mientras contemplamos
como todo arde.
El humo será nuestro vestido
y nuestro cobijo,
el hollín nuestro disfraz
y nuestra catedral.
Invisibles a las sombras
aprenderemos a lamer
las heridas del desencanto.
Desolados, desconsolados
desearemos haber sido,
también,
pasto de las llamas.

_

hollin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el octubre 24, 2014 por en Tus pies descendiendo de los pedestales (poesía).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 364 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: