Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

una ciudad con mar


 

_

Bebo en un bar, en mi ciudad,
y de repente la siento más gris,
más charnega y más satélite,
aún mas secuestrada
por un laberinto de autopistas.

Una de esas ciudades
que reciben el apelativo
de dormitorio.

Pienso en la suerte que tienen
los poetas que deambulan
por una ciudad con mar,
o con un río con sus puentes,
o con marismas vecinas.

Enseguida pienso, también,
en lo imbécil que soy
por pensar eso.
Y me zambullo en mi vaso,
nado en mi libreta,
y buceo en tu sombra
en cualquier esquina
de estas calles.

Aunque no necesariamente
por ese orden.

_

101776

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 4, 2015 por en de ese arte (cuaderno de invierno).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 424 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: