Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

hipotermia


 

_

Afuera el sol
y la música sanadora,
transfundiendo acordes tibios
a las almas y las arterias
presentes
en el auditorio.

De piel hacia dentro,
la escarcha y el viento
al buscarte mis manos
por todos mis recovecos,
y no saberte.

Una hoguera necesaria,
esta noche de silencio aciago,
de astillas de mi guitarra,
se asemejará un tanto
al calor de un recuerdo.

Sabes que aguanto el frío,
pero parece acudirme
esa sonrisa estúpida
de la que, dicen, presumen
los que mueren congelados.

_

sp510c1c99

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 17, 2015 por en de ese arte (cuaderno de invierno).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: