Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

costumbrismo


 

_

Podría hablaros hoy
—como tantas veces hice—
del milagro de la piel,
del desfile de manos
y el testimonio orgánico
de la ropa por el suelo,
retorciéndose de alegría.

Suena bien ¿no?

Sería capaz de congelar
—ya sabéis de esa manía mía—
la marea exacta de su pelo
derramándose
mientras dormitaba
en el sofá. O las risas,
o las sombras, o las broncas,
o las prisas.

Lugares comunes ¿verdad?

Pero esta madrugada,
con un ojo en el papel
y el otro en la ventana
—con el lápiz en una mano
y el vaso en la otra—,
de nuevo os hablo de esa tarde
en la que yo escribía algo
para ella, y ella, desnuda,
me abrazaba, desde atrás,
y lloraba,
por algún motivo desconocido.
_

0000blonde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 21, 2015 por en de ese arte (cuaderno de invierno).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 380 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: