Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

películas


 

_

En el breve lapso de tiempo
que transcurre desde que la veo
hasta que llega donde estoy,
la imagino alzándose,
como en las películas,
sobre las puntas de sus botas,
rodeando con sus brazos mi cuello
y diciéndome al oído
que me echaba de menos.
Luego, cuando pasa de largo
—con su sonrisa informal
de los sábados impares—
saludando ligeramente,
yo regreso a mi vaso,
mirando de reojo cómo se aleja.
En la vida real,
cuando acercas los labios
a una estatua de hielo
el dolor es agudo
al intentar despegar la lengua.

_
peliculas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 31, 2015 por en de ese arte (cuaderno de invierno).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 416 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: