Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

salir a empatar


 

_

Acostumbro a tomar notas detalladas
en la espalda del invierno. Suelo
husmear el aire de tu estela
hasta destilarlo. Temo
que ese perfume se disuelva
en la absurda voluptuosidad
de la niebla de la mañana.

Apostemos,
a ver quién tarda menos:
yo en estropearlo,
o tú en darte cuenta.

Frecuento las instantáneas ajadas
de bordes amarillos, que muestran
paisajes que, de tan visitados,
parecen inventados, contados mil veces.
No ceso en el recorrido del grito
que se alza desde el sótano de tu sonrisa.
Imagino, a menudo, la salinidad de ese sonido.

Juguemos,
a ver quién tarda más:
tú en entenderlo todo,
o yo en olvidarte.

Quien sale a empatar, suele acabar perdiendo.

_

empatar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 20, 2015 por en de ese arte (cuaderno de invierno).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 422 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: