Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

deshielo


 

_

Escribo estos versos tensando el arco.
Ordeno estas palabras cavando la trinchera,
afilando el cuchillo, engrasando el arma.
Dispuesto a defenderme de la maldita invasión
de la primavera.

Con uñas y dientes si fuera preciso,
abriendo neveras y apagando las luces,
manteniendo a salvo, bajo mil capas de abrigo,
la impronta y el sello de las cicatrices
heladas.

Debe ser la escarcha quien conserve el recuerdo,
quien mantenga latente, en su hivernar, el mito
de tu carne erizada de frío y caricias,
de tu mirada de nieve tiritando en mi memoria.
Y de las páginas.

Dibujo estas letras, glacial caligrafía,
clavando los pies ante la ventisca que propones,
inclinando mi cuerpo un poco hacia adelante,
sonriendo como los que mueren congelados.
Acabo este libro

sobre la sal y el deshielo.

_

artico--253x180

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el marzo 20, 2015 por en de ese arte (cuaderno de invierno).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: