Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás. 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

II


_

_

_

Que la calle se limpia
como si fuera un pescado:
hay que raspar las escamas
con energía, y luego
destriparlo, eviscerarlo,
debajo del grifo.

Y hace casi un mes que no llueve.

Que los rostros se arreglan
como si fueran paredes:
se arranca el papel, se tapan
las grietas y los agujeros
con alguna argamasa.
Y luego se pinta.

Hace dos semanas que no se maquilla.

Que las células de piel
muerta bajo las uñas
hibridan el cuerpo y el mundo,
contagian lo vulnerable
de las calles y de los pescados,
de los rostros y las paredes.

Estuve casi dos días sin escribir.
Y no sé si hice bien volviendo a hacerlo
en este laberinto sin eco y sin lluvia.

_

fish

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el diciembre 15, 2015 por en intentario.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 364 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: