Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

XXXI


 

_

_

_

Son caviar, sus lágrimas, de tan inusitadas.
Su sudor, almizcle de la estación de las lluvias.
Es la sangre de su herida una acequia
en el campo, un lodazal de loza. Y su saliva
un elixir achispado, un antiséptico
contra el desconsuelo.

Así, toda esa hidraúlica cosecha
la disolución del tiempo, azúcar en la taza,
para que los lazos sean
_____________acuáticos,
___________________elásticos
_________________________y salinos.

_
presa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 5, 2016 por en intentario.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 420 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: