Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".


 

_

_

_

_______ L

_

El deseo no se dosifica,
no se evalúa, no tiene
coordenadas ni unidad
de medida. No hay
hitos kilométricos
en esa carretera. Es un ir
y venir, un esperar,
un incendiarse los campos,
un inundarse los páramos
y los desiertos. Si acaso
tuviera, ese interruptor,
una causa probable,
fuera la frecuencia
del parpadeo de la ausencia,
el intervalo de la distancia
o la pertinaz sequía
en la comisura del músculo.
Ni tiene salvación,
ni condena, ni escombros,
ni ruinas…

_
Ganas, sólo tengo ganas.

_

4580106617_1cc1cc4a14_z

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el septiembre 5, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 380 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: