Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".


 

_

_

_

______ LII

_

Verás,
al tiempo le da lo mismo.

_
Es a nosotros a quien les pasa
y les pesa. Él no necesita
empecinarse en su discurrir,
ni siquiera modularse, tornarse
elástico (ora anclado como roca,
ora bandada migratoria).

_
Somos nosotros quienes notamos
ese clavarse el zapato, ese huir
de soles y de lunas. Le da igual,
al tiempo, suspenderse en el polvo
del contraluz de una tarde,
o saltarse estaciones como si nunca
hubiesen acontecido.

_
Verás,
al tiempo le importa poco
nuestra escala, nuestra edad,
nuestra prisa o nuestro legado.

_
Algún tipo listo, de esos
con muchas carreras, dijo
en un programa de esos
de divulgación científica
que las personas que viven
más contentas son aquellas
a las que el tiempo
les da lo mismo.

_
Pero tardó demasiado tiempo
en explicarlo.

_
Verás.

_

tempus-fugit-cas-bezi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el septiembre 8, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: