Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

cargador


_

_

_

La mayoría nunca supo
del sabor de la pólvora en el paladar,
ni siquiera
de la sangre en la comisura de los labios.
Casi todo es píxel, alta definición
y sonido envolvente.
Ni romper el cristal de un puñetazo
para coger el martillo que hay dentro.
Por eso los tibios. Por eso
son casi siempre más que los malos.
Y peores. Y más obiedientes. Y luego nosotros,
los que no sabemos lo que somos
pero nos creemos buenos. Buenos
en eso de mirar para otro lado.
Hace frío, pienso en tí,
y me cruzo con tantas personas
que es imposible que todas lleguen a mañana.
Casi seguro que yo entro, también,
en el cálculo de probabilidades
de cada uno de ellos.
Pero espero llegarte a pasado mañana
aunque sea con el labio roto,
aunque sea con el cargador vacío.

_

578323248_640x360

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 6, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 380 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: