Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

06/03/2017 (2)

_

_

_

Un amanecer sin ruido, crees,
sin tráfico en las avenidas,
una somera luz callada
entrando por la rendija
de la persiana. Crees.
Crees que ilumina a nadie
respirando en silencio
en la arista opuesta de tu cama.
Un amanecer mudo, crees,
sin emisoras en la radio,
sin señal en el teléfono
ni canales en el televisor.
Crees un amanecer sordo,
sin vecinos caminando
por tu techo, sin el eco
del roce de tu cuerpo
en las sábanas sigilosas.
Ese amanecer, crees,
sin, ni siquiera, un latido.

_

1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el marzo 6, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: