Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

amarillo

_

_

_

El silencio
se solidifica suave
tiznado de esas luces
amarillas que ahora
les ponen a las farolas.

_
Cuesta tragarlo,
de tan callado, cuesta
empujarlo garganta abajo.

_
De tan amarillo.

_
Hasta la guitarra
se ha contagiado
de esa mudez pálida,
ahorcada en su pared.

_
Son casi las doce
y no oigo nada,
ni siquiera a los coches
o a los altavoces.

_
Todo es amarillo
y sombra callada.

_

971879f3190905a61339628d3f1fce11

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el mayo 15, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a 506 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: