Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

valor

_

_

_

Soy un valiente
en la cé cincuenta y ocho,
protegido por dos mil quilos
de acero, hierro y cristal.
Me propulso, me ilumino,
escucho las noticias,
soy una isla movediza
en el asfalto líquido,
evitando tropezarme
con el resto de habitantes
del archipiélago que baila
en las primeras horas del día.
Soy un cobarde
que busca su salida
en la cé cincuenta y ocho,
cada vez que recorro
algunos metros en paralelo
a las vías del tren.
Nadie es más valiente
que nadie en los vagones,
en los andenes. Nadie se mira.
Tomo el afluente indicado,
aparco en la orilla.
Hoy por fin llueve.
La lluvia me insufla valor.

_
02808061e1774a604ba7a8795b6f8b11

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el diciembre 11, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: