Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

estepicursor

_

_

_

Tiembla la lágrima en la intermitencia,
tirita el pulso  discontinuidad,
estremecen las luces de la ciudad,
la madrugada se preña de ausencia.

_
Esos páramos que llamas paciencia
son desiertos que avanzan sin piedad
ahogando oasis con brutalidad,
hiriendo los ritmos de la frecuencia.

_
Vibra la luz en esos intervalos
viajando de tu agua hasta mi sentencia:
a ratos muele a la esperanza a palos.

_
Pero nunca oscilo en la resistencia.
Espanto el fantasma de los escualos,
le escribo al síndrome de tu abstinencia.

_

descarga

2 comentarios el “estepicursor

  1. Caro
    abril 26, 2018

    “Esos páramos que llamas paciencia
    son los desiertos que avanzan sin piedad”
    acertados versos! te leo…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el abril 20, 2018 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a 507 seguidores más

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: