Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

cuando se cuenta

_

_

_

Porque hay algo
que se esconde de la palabra.
Algo que no se revela.
Porque existe algo
que se le oculta al verbo,
y ese algo es lo único
que se rebela.
Porque algo debe haber
que no se explica
ni con la concatenación
del vocablo, ni siquiera
con la suma
de los espacios en blanco,
de los márgenes,
de las hojas apiladas
una encima de la otra,
esa pira presta
al incendio y a la ceniza.
Porque debe existir eso
que reside en el tuétano
y en el colmillo. Eso
que se inflama en el cuello
y se espesa en la sangre.
Porque algo hay
que cuando se cuenta
deja de serlo.
_

shadow

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el octubre 3, 2019 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 482 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: