Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

luego

_

_

_

Demorar la luz
en el destello huidizo
de la lámpara en el vaso.
Para que la luz no escape.
Para seguir viendo lo visible.
_
Posponer la digestión
de un mordisco de niebla
en una tarde de diciembre.
Para que el tránsito sea
silente y provechoso.
_
Suspender el ángulo
de la aguja de un reloj.
Aunque sea un animal extinto.
Aunque el registro fósil
muera de sed y desmemoria.
_
Aplazar la sutura
de todas las heridas.
Postergar la sanación.
Para que todo el cuerpo tenga
vocación unívoca de grieta.
_
Prorrogar la palabra:
no levantar nunca el lápiz
del cielo de la boca.
Para que los desagües
no se obturen con la brea.
_
Diferir, en extremo, la urgencia.
Retrasar, a consciencia, el reflejo.
Posponer, a sabiendas, el instinto.
Para que la tormenta te alcance
sin previo aviso. Y sin paraguas.
_

light__echo_8.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el diciembre 9, 2019 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 505 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: