Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

escena XXXIII

_
_
_
En algún momento
debieron existir almas puras.
Las primeras veces, creo,
que alzamos la cabeza
para contemplar el firmamento.
_
Luego, por algún motivo,
alguien se empeñó
en contarle las vueltas al mundo.
Domesticamos el fuego,
sacamos filo a las piedras,
y matamos mucho más
de lo que podíamos comer.
_
Nos acostumbramos
a caminar mirando al suelo
no fuera cosa que alguien
hubiese extraviado una moneda.
_
El mundo sigue dando vueltas,
seguimos latiendo algunos años,
pero casi nunca miramos
hacia arriba.
_

esce33

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el julio 5, 2020 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 493 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: