Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

soft landing




Hace ya que transito esta planicie,
esta meseta que desciende suave,
que se extiende desde el laberinto
hasta la sombra precisa del acantilado.
Pasé el bosque y la vaguada, pasé
la ladera infinita y el risco infame,
dejé alguna huella tan profunda
que no tardó en desvanecerse.
Pisé, pasé, hace ya, todos los caminos
y ahora es plácida la umbría

de las nubes y los laureles
al canto del arroyo y los vendavales.
Hace ya que mi paso es más calmo,
hace ya que es mayor mi impedimenta
pero un pie, el otro luego, trecho en medio,
me dirijo hacia una escatología
anunciada, prevista, vaticinada.
Un final dulce, un alegre soft landing
de sonrisas en la madera y en el polvo,
de ojos brillantes de los que queden.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 16, 2022 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a 495 seguidores más
A %d blogueros les gusta esto: