Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

demostración empírica del acaso




Hemos probado
el sabor obstinado de los metales.
Hemos forjado
aleaciones vegetales en la espera.
Hemos sentido esa música
que vibra en la sombra de la silla vacía.
Hemos sembrado caminos
con migas de paz. Nos las hemos comido,
ya sin hambre ni urgencia.
Hemos expulsado a los invasores:
nos hemos ido, un poco, con ellos.
Hemos sido capaces
de ser capaces de serlo.

Nos hemos, acaso, encontrado.


Un comentario el “demostración empírica del acaso

  1. Pingback: demostración empírica del acaso — Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. – Repartiendo Sonrisas Voy

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el marzo 4, 2022 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a 501 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: