Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

Felicidad empieza por fe.

Especulaba con la musa -últimamente es de lo poco que puedo hacer con ella- sobre la remota posibilidad de que “felicidad” comparta raiz semántica con “fe”. Es decir, que el significado original de la segunda, se encuentre, de alguna manera, contenido en la primera.

Nada más lejos de la voluntad del hombrelephante que adentrarse, sin flotador, en el proceloso e ignoto mar de las etimologías, pero como Martin Heidegger dijera en su día,  “el lenguaje es la casa del ser“, y a eso fe proceso, y mucha.  Vayamos pues , como dijo mi coetáneo Jack, por partes.

Fe proviene de la voz latina fides (confianza, crédito, promesa de hacer), generando composiciones tan versátiles como fiel (fidelis), infiel, pero también pérfido, fidedigno, o federación, y fidelis, nuestro actual “fiel”  el que parece originarse en el griego pistis, de multiplicidad semántica (desde obligar hasta dejarse convencer, hasta confiar, pasando por aliarse, o trenzarse con alguien o algo, o, más allá, creer o dar en acto a uno la verdad).

Por su parte feliz o felicidad, de la voz latina felix, felicis, atañe a campos semanticos sobre la fertilidad, la fecundidad, incluso a la feminidad (recordemos la personificación grecolatina de la tierra-madre-en-femenino, antes del judeocristianismo masculinizador). Se sugiere la procedencia indoeuropea de *dhe- (mamar!), que ya existe en fémina, incluso -bromas aparte- en felación, y en fillius (hijo). Sin embargo, feliz, en latín era expresado, indistintamente por los adjetivos fortunatus (colmado de suerte), beatus (colmado de bienes), o felix (originariamente beneficiado por la fecundidad).

-Todo esto es muy bonito, pero no sirve absolutamente para nada! -diría, inquieta, la musa.

Y tendría razón. Exista, o no, una relación entre fe y felicidad, estén o no etimológicamente imbrincados uno y otro término, el resultado es el mismo. Despojados de la teoría podemos afirmar que con fe se puede ser feliz por el atajo más directo: por la continencia obligada. Los descreídos, en cambio, debemos andar vericuetos oscuros, sin la luz de la fe, en pos de la felicidad, sin felicitación alguna, como si fuera una fechoría la fealdad, como si la infelicidad, por infiel, no fuera más que una fe de erratas.

La musa, en este preciso momento, pone cara de no creer nada -de falta de fe-, pero aún y así, sonríe justo antes de cerrar los ojos. No sabe la fe que le tengo.

Por feliz hacerla.

Un comentario el “Felicidad empieza por fe.

  1. fcampoverde
    octubre 24, 2011

    LA FELICIDAD EMPIEZA CON FE
    Robert Burke escribió una vez: “Nunca te desespere, pero si te desespera, sigue trabajando desesperado,”
    Un estudio sobre preocupación y ansiedad efectuado en la Universidad de Pensilvania reveló que un 15 por ciento de los norteamericanos pasan más de la mitad del tiempo (sin contar horas de sueño) preocupándose, ya sea por la salud, las finanzas, la familia, el empleo, la seguridad, o las relaciones con los demás. Si bien, una pequeña dosis de preocupación es sana, debemos contrarrestar el exceso con una buena dotación de fe. Para algunos el creer es muy fácil. Para ellos Dios es tan real como sus propias manos u ojos; disciernen claramente Sus fines, están seguros de su amor.

    -Simón Bolívar , aprisionado, exiliado, forzado a huir pasa salvar su vida, fue derrotado muchas veces, pero no sólo libertó América del Sur del dominio extranjero, sino que fue la antorcha que condujo a su libertad.

    -Abrahán Lincoln se descorazonó tanto por sus fracasos, que contemplo el suicidarse, pero continúo luchando para convertirse, en la figura más venerada de la historia norteamericana.
    -Franklin D. Roosevelt era paralítico.

    -Henry Ford nació hace cien años, hijo de un pobre agricultor, Cambió los hábitos de su nación ¿Con qué? Con el poder intuitivo dentro de sí.

    -Mahoma, un iletrado guía de caravanas, cambió un bando de nómadas del desierto en una fuerza que conquisto gran parte de la tierra.

    -Shakespeare con sólo una educación elemental, escribió el mas bello inglés y las mas grande obras dramáticas que se hayan escrito nunca. ¿De dónde vinieron las palabras? Dentro de sí.

    -Una Campesina llamada Juana de catorces años oyó una voz diciéndole que debía ir a su rey y dirigir sus ejércitos para liberar a su país del enemigo.

    -Un hombre llamado Edison, sordo y con la educación de un sexto grado, hizo tantos inventos que toda manera de vida ha sido cambiada por ellos-escribo esto a luz de uno. ¿De dónde los sacó? Del mundo dentro de sí.

    -Un Gran hombre llamado Jesús, hijo de un carpintero viviendo en una provincia no tan conocida. ¿De dónde vino el poder para que sucediera este cambio? Él nos dijo: “El padre que vive en mí hace sus obras,” dijo. Y dijo más a cada uno de nosotros: “Dios está dentro de ti.” En nosotros están los eternos manantiales de vida. En nosotros está el lugar secreto del Altísimo.
    Muchos seres humanos que se han encontrado plantados en la peña peladas de circunstancia han sobrevivido y crecido también.

    Hay otros para quienes el creer no es fácil. Desean tener fe. Estudian tratados de metafísica y doctrinas de místicos y santos. Pasan largas horas en oración, no obstante, su corazón está vacío de fe.
    La fe no es tanto cuestión del intelecto como del corazón. La fe produce la seguridad de lograr lo que parecía imposible. La Fe es la facultad de ver en la desilusión de hoy el triunfo de mañana, en la pérdida de las esperanzas queridas el principio de una nueva vida. Fe es la facultad de saber que todo marchara bien cuando todo parece ir mal.
    Cuando nuestros sueños más queridos fracasan, y nuestras más fervientes oraciones no son atendidas. La razón por la cual no manifiestas con la Ley de Atraccion, muchas de las cosas que quieres en tu vida, es porque tu sistema de creencias con la que está programada tu mente subconsciente, no soporta esas ideas, ya sea porque no crees que tengas el potencial para lograrlas, no te sientes merecedora de tenerlas, estas convencida de que tenerlas es malo y otras tantas limitaciones mentales, con las que has estado viviendo desde tu niñez. Para que puedas eliminar todas estas creencias falsas y equivocadas, tienes que modificar tu sistema de creencias que es el que gobierna tus pensamientos, tus sentimientos, tus comportamientos y tus acciones.
    Lo que manifestamos en la vida con la Ley de Atraccion, es el reflejo de lo que pensamos y sentimos, o sea de lo que somos y el nivel de energía o la frecuencia en la que vibramos, está determinada por nuestras emociones y sentimientos. Por eso es tan importante que seas consciente que tú eres la única responsable de la riqueza o escasez en la que vives y no puedes culpar a ninguna persona o situación de lo que materializas con la Ley de Atraccion, ya que si tu vibración es de abundancia, atraes abundancia y si tu vibración es de escasez, atraes escasez. Lo que estas manifestando hoy es el resultado de tus vibraciones del pasado y lo que manifiestes en el futuro, dependerá de cómo este vibrando ahora. El Dr. Bruce H Lipton, biólogo celular y experto en Física Cuántica, nos dice que nuestra mente subconsciente es 1’000.000 de veces más poderosa que la mente consciente y opera el 99% de día, mientras que la mente consiente solo trabaja durante el 4% del día, por lo tanto es el subconsciente, el que determina lo que manifestamos en la vida, con la Ley de Atraccion.
    Como tu mente subconsciente representa el 96% de tu potencial, todo lo que manifiestas en tu vida es el resultado de lo que hay dentro de ti, de tus sentimientos y pensamientos subconscientes, que generas por el sistema de creencias con el que estas programada y lo primero que tienes que hacer es tomar conciencia de este poder y aprender a usarlo a tu favor, cambiando tus creencias y atraer a tu vida todo lo que quieras aplicando correctamente la Ley de Atraccion Universal. En el momento de que tomes conciencia de este gran poder que está dentro de ti, la Ley de Atraccion comienza a trabajar a tu favor atrayéndote una serie de sucesos y situaciones
    Cuando te enfocas en tus problemas y en las situaciones difíciles por las que estas atravesando en tu vida personal y/o familiar, haces que la Ley de la Atracción Universal, te traiga mas problemas y mas situaciones difíciles y comienzas a sentirte mal, estresada, cansada, y agotada. Lo que tienes que hacer es usar la Ley de la Atracción correctamente, enfocándote en las soluciones.
    Hay momentos en que nos sentimos mal porque no estamos satisfechos con el rumbo que ha tomado nuestra vida y muy dentro de nosotros escuchamos una voz que nos dice que es el momento de reflexionar y tomar decisiones para comenzar a construir una nueva vida y la Ley de la Atracción es la herramienta que puedes usar para lograr esto.
    Si te identificas con este sentimiento, hoy te invitamos a que hagas un alto en el camino para evaluar lo que hoy eres, lo que estas haciendo y lo que has logrado y si no te gusta el rumbo que ha tomado tu vida, aproveches esta oportunidad que te brinda el poseer la FE; es poseer la serenidad de santo, la pasión del poeta, y la exaltación del místico.
    La fe que nace de la duda es más fuerte que la que nace de ciega aceptación, puede resistir el choque de las circunstancias, por adversas que sean esta fe que nace del estudio y del análisis.
    El maestro siempre insistía: “Todo es posible para aquel que cree”. “Todo lo que pidiereis en oración, cree que lo recibiréis, lo obtendréis”. (Marcos 11:24)
    Algunas veces cuando tenemos mucha que vencer, dudas de nuestra capacidad para salir victoriosos. Nos sentimos solos. Más si perseveramos, no podemos fracasar-aun cuando tropecemos, y aun cuando nos caigamos. Aun victoria más grande de todas- la victoria sobre nosotros mismos.
    “ Y cuando ustedes se pongan de pie para orar, si tienen algo en contra de alguien, perdónenle, y el Padre que está en el cielo les perdonará también sus faltas”. (Marcos 11:25)

    “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”. (Hebreos11:1)

    Cuando tu corazón afligido clame así llorando,sabe que no llama en vano, y que un modo u otro halarás la respuesta. Hay amor. Hay poder. Hay sabiduría, y el camino existe. ¡Que no desmaye tu corazón- se allanará el camino!

    “Ve en paz, tu fe te ha curado” Jesucristo.
    Lo cierto es que no estamos solo. Somos uno con la voluntad soberana y protectora, uno con el orden eterno, uno con el bien y el heroísmo, uno con el impulso ascendente, uno con el espíritu triunfante de la vida. La fe nos trae paz, tranquilidad de espíritu.

    La fe produce seguridad de lograr lo que parecía imposible. Dios no tiene gente elegida. Hay sólo gente que han elegido a DIOS. Lo elegimos, no repitiendo nombres de divinidad, sino viviendo vidas parecidas a lo que ÉL es y una vida así es sobre todo, una vida de amor.

    No importa cuan solos nos sintamos, Dios esta con nosotros. No te descorazones porque no veas señales de que Él está ahí, El trabajo de Dios es principalmente en lo invisible, respira y cuenta hasta tres. Escucha y oirás, por encima de los lúgubres susurros del desaliento y la duda, a tu inmortal espíritu exclamar con voz callada, llena de fe: “¡Sigue adelante Tu puedes!”,
    “Aquiétate y sabe” dicen, y enumeran disciplinas del pensamiento, sentimientos y deseo
    “Entra en tu cámara, y cuando hayas cerrado la puerta, ora al Padre que está en secreto.”Esto es lo que el Señalador de camino nos dijo. Ve tan lejos como el espíritu te lleve
    y cuando llegues a la perfección de la belleza habrás encontrado la paz y armonía.
    Podemos ser felices o infelices, como sin las cosas o renunciar a ellas. Un banquero puede ser feliz o infeliz igual que un monje. No lo que tenemos, sino lo que somos: ésa es la medida de nuestra felicidad. Ser menos de lo que podríamos ser, es carecer de gozo que podríamos tener. No hay meta que merezca que nos detengamos, excepto la meta de la persona co0mpleta que es triple: cuerpo, mente y espíritu.
    En el transcurrir de la vida podemos experimentar dolor que no significa que la voluntad de Dios, o la buena manera de vivir, sea el dolor. Somos como un niño aprendiendo a tocar un instrumento musical. Estamos aprendiendo a tocar el instrumento de la visa. Tal vez tropecemos ahora a tocar el pasaje difícil, pero el cántico que el compositor escribió es un canto gozoso, bello y triunfante. No es la canción fácil, pero es una canción hermosa. ¡Es la canción de los hijos de Dios! Y ése es el verdadero arte de vivir: escuchar la canción que Dios ha escrito a pesar de que no podamos tocar las notas. El gozo no es la señal del pensamiento superficial, sino de la fe profunda. Cualquiera puede dar paso a la desesperación, pero sólo los que tienen fe en la vida y amor, siguen adelante cuando el camino se torna difícil. No aquellos que se rinden a la tristeza sino aquellos que mantienen la fe en el bien y continúan esperando el bien a la vista de lo que parece un fracaso o una derrota segura. El espíritu que silba cuando no tiene deseo de silbar; el corazón canta cuando no tiene deseo de cantar. Un Corazón alegre no te garantiza que no tendrás nada que enfrentar, pero sí te asegura un corazón alegre con el cual enfrentar. Y corazón alegre soportará las tensiones de los tiempos, como un danzante resorte de acero soporta peso que romperíam las más sólida vara.
    -A veces todos tenemos que continuar con una fe que parece que no tenemos.
    Gracias a la fe que podemos estar confiados en el mañana.

    Me gusta

Responder a fcampoverde Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 9, 2011 por en visiones (si no lo creo, no lo veo).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 477 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: