Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

Soleá

              Las diatribas me llevan hoy a intentar aclararle a la musa (aunque a ella le dé igual), o a mí mismo, que la Soleá, como la Bulería -con, o sin abrazo-, pertenece a los llamados cantes grandes del flamenco, mientras que sus Alegrías, primas lejanas de sus Sevillanas, se denominan cantes chicos. Es curioso que el mismo arte flamenco, tome a la ligera lo que conlleva diversión y jarana, llamándolo “chico”, mientras que a la pena, a la soledad, a la amargura y al dolor, se les eleve a los altares de lo “grande”. No pretendo yo otorgarle más valor a una cosa que a la otra, más allá de constatar la diferencia entre lo “jondo” y lo “festivalero”, en flamenco o en blues, en indie o en rock, en Pequín o en pocón.

                El caso que nos ocupa no es sinó ilustrar la etimología de soleá: no hace falta ir muy lejos para aceptarlo como una derivación exacta de “soledad”. Por eso, aún siendo el cante originario de Triana -dicen que parido por la cantaora gitana La Andonda-, uno debería encontrar la inspiración para la soleá en cualquier sitio, sin necesidad de proximidades geográficas de su origen, sinó del imperio de la lejanía de la compañía deseada. Aún así, es un cante sevillano por excelencia, maldita sea mi estampa.

Con sentimiento y compás, como dijo Manuel Machado, en “Cante jondo” (1912):

Tengo un querer y una pena.
La pena quiere que viva;
el querer quiere que muera.

Bueno, pues lo que tenga que ser. “Ya”, que dirá la musa.

 

El desaparecido Enrique Morente y José Fernández Torres “Tomatito” con “Sueña la Alhambra” (y yö, también, sueño)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el marzo 4, 2011 por en visiones (si no lo creo, no lo veo).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 479 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: