Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

A lo Farenheit

Imaginemos, por un momento,

la existencia de una intersección

entre tu sueño y el mío.

Imaginemos que no lo sabemos.

.

Supongamos, por un instante,

que la luz que emitimos

vibrase en la misma frecuencia,

en algunas ocasiones.

.

Fabulemos la circunstancia,

ficticia, casual, necesaria,

de vernos el uno al otro

desde los ojos opuestos.

.

Y entonces…

Sólo entonces…

.

Seamos constructivos:

hagamos nudos con los sobres del azúcar del café.

.

Seamos resolutivos:

prendamos una hoguera con libros. A lo Farenheit.

.

Seamos imaginativos:

robemos la llave de nuestra habitación de hotel.

.

Seamos desaprensivos:

quebremos todas las leyes. Excepto las de la piel.

____________________________________________________________________

Alice_Mirror

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el julio 30, 2013 por en La maniobra de Heimlich (poesía).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 380 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: