Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

Nictofilia

_________________________

Te alumbran diagonales,
paralelas de oro de tu persiana,
rayas de tigre en tu cintura,
cuando la noche se despelleja
de su negra corteza.

Crujen las sábanas,
papiroflexia compleja,
taxonomía del claroscuro,
cuando tus párpados tiritan de despertares
y tiemblan de sueños vencidos.

Entonces ocurre que todo estalla,
sucede el instante en que todo brilla,
acontecen tormentas violentas y solares,
se velan las sombras en las paredes
cuando amanecen tus ojos inaugurando los días.

__________________________________

bed

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en enero 13, 2014 por en Como quien de eterno caer padece y etiquetada con .
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 477 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: