Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás. 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

de farol

_________

Hay un hueco en tus palabras.
Me asomo y el vértigo gana,
como ganan siempre las tardes largas
sin sombra ni vaho en el vaso.

Es un espacio áspero y neutro
entre sonido y sonido
—que dura edades del hombre,
o segundos fugaces—,
un silencio que mi cabeza llena
inventándote todas
las posibilidades,
los gemidos,
los barcos grises
atracando en todos los puertos.

Y mientras dura
no hay si no zozobra.
No existe otra cosa
que el infierno oscuro,
el invierno cruel y duro,
y mi vértigo, de farol,
con las cartas marcadas.

Hay un hueco en las palabras
de todas las gargantas,
cuando callas
y miras al horizonte.

___

Vertigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el junio 15, 2014 por en tus ojos, mis manos, y otros desiertos (poesía).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 364 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: