Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

Una noche de esas

____________

Era fácil de imaginar:
es una noche de esas
en las que el aire
parece nacer de nubes de talco,
de polvo de mármol,
y se abre paso en los pulmones
denso y narcótico.
De casi una luna llena.
Y eso aún está bien:
si fuera completa, redonda
y grande,
sería casi insoportable.
Una noche de ver
los minutos y las horas
pintados en el techo
avanzando, rojos, avanzando,
demasiado despacio.
Una de esas noches
en las que ni siquiera
una guitarra obra
como tablón de náufrago,
deshaciéndose en ceniza
al primer abrazo.
No es el calor, ni los ladridos,
ni los coches que pasan,
ni las sirenas lejanas que aullan,
ni tan solo el confuso horizonte.
Y espero sentado, en esta noche
—ya sabes de esa rara
habilidad mía
de sentarme lejos
del alcance de cualquier mirada,
incluso la de la noche—,
a que me sorprenda el día
y que las luces revelen
que esa sombra a mi lado,
no era nadie.
No eras tú.

_____

bed3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el junio 11, 2014 por en tus ojos, mis manos, y otros desiertos (poesía).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: