Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás. 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

celeste

______

FRACASÓ mi eclipse,
no asombró regiones planetarias
ni moduló atávicas actitudes.
No corrieron las alimañas
a sus madrigueras angostas,
ni le aullaron los lobos
a la ausencia de luna.

No culminé mi empresa
de asolar la tierra yerma
con un haz de oscuridad,
con un rayo de tiniebla.
Ni tiritaron los amantes
en sus camas desechas,
ni tan solo se congelaron
sobre la piel los sudores.

Naufragó el propósito
de ese fin del mundo,
de ese mínimo apocalípsis
que, atroz, nos sobreviene
con cada despedida.

Se ahoga esa negrura
con bocanadas de luz,
con temblores de alborada,
cuando, de nuevo, me amaneces,
ahora que se acortan los días.

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el agosto 25, 2014 por en tus ojos, mis manos, y otros desiertos (poesía).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 363 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: