Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás. 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

Especulación

_____

Mis cimentos se levantan,
también,
sobre todo lo olvidado.
Con andamios que anidan,
además,
en los pantanos del recuerdo.
Mis pilares se hunden,
temblorosos,
en los ambiguos pozos que oculto.
Los fundamentos,
si acaso,
en la penumbra de lo relegado.
Mis paredes, lienzos de vidrio
diáfano,
que reflejan más que muestran.
En esa estructura que pretende,
por otra parte,
dar cobijo a huecos y vacíos.

Entonces:

este poema atesora,
claramente,
más tachaduras que palabras,
más rastrojos que amapolas,
más alambres que gorriones.


image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el agosto 26, 2014 por en tus ojos, mis manos, y otros desiertos (poesía).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 364 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: