Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás. 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

círculo

_____
_

Las huellas en la arena
duran solo lo que el viento
tarda en deshacerlas.

Aun y así,
me empeño en la pisada,
incido en andarte,
insisto en caminarte.
Aunque sea en círculos,
aunque acabe llegando,
una y otra vez,
al mismo paisaje árido
de dunas móviles
y cielos uniformes.

Persevero en vestir
tu espejismo,
porfío en desnudar
tu sombra
minúscula, huidiza,
de sol de mediodía perenne.

Los días de calma
consigo arrastrar los pies
sobre mis propios pasos.
Tu estátua de sal
es el epicentro
es esa órbita  polvorienta.

No escarmiento.
Y no me arrepiento.
___

circulo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el septiembre 12, 2014 por en tus ojos, mis manos, y otros desiertos (poesía).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 364 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: