Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

lorem ipsum

_____
__

Si el día empieza
al abrir los ojos,
la vida debería cesar
al cerrarlos.
Y no es así.
No siempre es así.
Al cerrarlos,
al bajar los párpados
como un telón,
se clausura el destello,
y se vuelven las órbitas
hacia uno,
hacia lo que uno más
desconoce:
ese agujero oscuro
donde casi siempre
brilla más la luz
que en todas las estrellas
conocidas.
En ese hermético infinito
donde se conectan los terremotos
de tus piernas
con los bares incendiados,
el escalofrío afilado
de tu estremecimiento
con la insondable caída
al vacío ignoto.

A veces, la violencia
de ese eterno caer
te obliga a abrir los ojos,
y la continuídad de la maravilla
depende, entonces,
de si tú sigues ahí.
___

lorem

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el septiembre 11, 2014 por en tus ojos, mis manos, y otros desiertos (poesía).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: