Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

aprender(te)

_____________________

_

al mármol le zumban los oídos,
el granito padece una tos de perro
y al tronco le silban los huecos
de la carcoma

la culpa es del cincel
y del martillo,
que no adivinan
las formas que atesoran.

se desangra el lienzo de blanco
y el papel ignora el modo
de contener la hemorragia
de nieve sucia

el pecado es de la pluma,
o del pincel ignorante,
incapaces de descifrar
las sendas y las hechuras

por eso adiestro mis manos,
las cultivo y ejercito,
para que el alma iluminen,
cuando aterricen cansadas
como dos aves de otoño
en el surco de tu espalda.

_
mano_elias_

_

_

_

_

_
fotografía © Elías Gorostiaga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el octubre 11, 2014 por en Tus pies descendiendo de los pedestales (poesía).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: