Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

botánica básica

____________

_

Escribo hierba fresca
y se me llenan los estantes
de zarzas y matorrales.
En un cajón anidan
la leña, el barro,
las tijeras,
y un brote de espino
que muerde en silencio
el exceso de riego.
Sangran las flores, exudan
la sal de la lágrima
por su propio tallo.
Un pétalo impreso
con todas las palabras
construye las paredes
del invernadero.
Así, el progreso de la hiedra
se pondera en la levedad
de sus raíces, en su
tenaz persistencia
que revienta piedras
y voluntades.

Escribo semilla y hundo
mis manos en esa tierra.
Aguardo tu lluvia, rezo.
Escribo tu nombre.
Espero.

_

invernadero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el octubre 29, 2014 por en Tus pies descendiendo de los pedestales (poesía).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 379 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: