Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

(ad)herir

_______

_

Se me pegan los ojos,
se me pegan las sábanas,
se me pega la cama.
Se me cosen al suelo
las suelas de los zapatos,
se encolan a mi sombra
las aceras,
y el pavimento
a los neumáticos.
Se contagian los labios
con la taza del tercer café,
en ausencia de su cuello
que llevarme a la boca.
Se afilian, se suscriben,
se adhieren mis manos
a la promesa de su piel
que se anexa al horizonte,
que se ata al augurio

de que

se me unan sus besos,
se me pegue su almohada
se me adhieran sus ganas.

Pegamento-Imedio_

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el noviembre 18, 2014 por en Tus pies descendiendo de los pedestales (poesía).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: