Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

haber

________

_

yo debería haber sido pájaro,
de esos que suspenden
en el aire su vuelo,
y no una montaña de casi dos metros
y más de cien kilos,
con los puños como martillos

debería haber regresado
al hogar de los perdedores,
a la morada de la herrumbre
en el hueso, de la sal
en las heridas, del vinagre
en las cicatrices. Y contarlo.

mejor haber sido siempre
ese niño que mira un escaparate
y colecciona destellos imposibles,
o que aguarda, impaciente,
su turno para la vacuna,
o para el desencanto

podría haber sido un exiliado
de la patria de tu cuerpo,
en lugar de un transeúnte
en tu piel. O un poeta
delicado y enfermizo
que vomita diamantes a tu paso

qué suerte ser solo un párpado,
una mano izquierda, un borrón,
qué fortuna ser solo yo, viendo
como te peinas frente al espejo,
y como me miras desde el cristal,
firmando una tregua en el mundo

y en todo lo que debería haber sido

_

pajaro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el noviembre 26, 2014 por en Tus pies descendiendo de los pedestales (poesía).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: