Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás. 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

aquí


 

_

sí, estoy aquí,
calculando el espesor
del silencio, analizando
sus propiedades:
cómo afecta a la luz,
cuan cortantes serían
sus astillas —en caso
de estallar—, a qué
velocidad se propaga
esa epidemia que mata
tu voz

sí, aquí sigo,
como siguen los muebles
en una casa deshabitada:
sedimentándose el polvo,
con las puertas y cajones
algo encallados, siendo
hogar de insectos
y fantasmas, ansiando
que el huésped retorne
de su viaje,
o de su mudanza, y se quede
por siempre

no sé, aún, por cuánto
_______tiempo más,
_______estaré aquí,
_____por esa palabra

_

18famille_video

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 18, 2015 por en de ese arte (cuaderno de invierno).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 364 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: