Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

ocupación


 

_

No es cierto
que el escorpión
clave su veneno
en  su propia cabeza,
cuando se ve
acorralado por el fuego.
Ellos son más listos
y buscan otra salida.
O esperan.

Yo, en cambio, deseo arder,
con tesón y empeño
de loco,
en ese fuego.
Sin buscar otra.

Mientras, los aviones
van dejando sus estelas,
como si la cosa
no fuera con ellos.

No desespero,
ni barajo posibilidades
que contemplen
el aguijón.
Por el momento.

_

fiscalcliff

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 18, 2015 por en de ese arte (cuaderno de invierno).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 424 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: