Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

mientras


 

_

Lugares que no pueden permanecer
en el calendario.
Días que deberían borrarse de los mapas.
Si me agarro fuerte, no me caigo,
si no me suelto pronto, no despego.
Luego, cuando sea más tarde, cuando
ya no arda, cuando ya no queme,
cuando llegue una mañana más temprana
y más clara, volverán los atlas
y los almanaques. Regresarán
los días y los lugares, a ordenarse
en la asimetría del alma, a remendar
los andrajos de la última tormenta
y esperar a que amaine.

A que arrecie.

_

chalcosoma-atlas-1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 22, 2015 por en de ese arte (cuaderno de invierno).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: