Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

u.v.a.


 

_

No sabes cuánto está costando
atravesar este desierto de silencio.
Cuántos espejismos que sortear
—recortados, construídos, desolados—
y cuántas tormentas de las que guarecerse.
No sabes de la técnica para mantenerse a flote
en este océano de arenas movedizas,
ni de los oasis benditos que invento a cada paso.
Ignoras las veces que he pisado
con los pies descalzos mis propias huellas,
aunque el viento las borraba a cada luna.

Lo peor —¿qué voy a contarte?—, la sed.
Lo mejor, esa especie de bronceado mío,
casi de verdad.

_
cracked

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 29, 2015 por en de ese arte (cuaderno de invierno).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: