Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

con espacios


 

_

los libros, de esos que acaban bien,
que nunca nadie se atrevió a escribirte,
son los que calzan mi mesa,
y la elevan hasta el techo

los poemas en los que no vives
tapian mi ventana, filtrando,
como una segunda piel, la luz
en la que ya nunca te sumerges

palabras que dimiten de imprimirse
en la lejana coreografía de tu cintura,
letras que abdican del trabajo de anidar
en la comisura de tus ojos

me quedan los espacios en blanco
para componer tu nombre callado,
para imitar el pertinaz silencio
que se concreta, áspero, entre mis dedos,

allí donde tú estuviste

_

tg3logo02

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 29, 2015 por en de ese arte (cuaderno de invierno).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: