Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

aquí, ahora


 

_

Estos versos son un panfleto contra el olvido.
Una pizca de aceite en el engranaje de la ausencia,
el trozo que le sobra a la luna para ser nueva,
o la copa que me falta para gritar tu nombre.

A veces, estas palabras son un bálsamo venenoso,
las últimas gotas de la cantimplora del perdido.
Pero casi siempre se tornan en poblado alfiletero,
en callada respuesta, en silente llovizna.

Aquí, ahora, se alzan estos versos,
empalizadas robustas que miran a lo lejos,
no fuera cosa que se acercase la primavera.

_

alfiletero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 2, 2015 por en de ese arte (cuaderno de invierno).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 379 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: