Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

buenas noches


 

_

Vengo de la ciudad y de la noche
y tengo la noche incrustada en los pulmones;
inspirando bruma, exhalando niebla,
transportando oxígeno dulzón a todas las células.

No es un antídoto; es un placebo,
una droga blanda contra el desconsuelo,
el bloody mary de la resaca del silencio.
Esta noche es algodón de azúcar de alambre de espino.

Hace unos minutos le deseé las buenas noches
al destello agonizante de un vaso.

_

6896411619_3765ef8eac

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 3, 2015 por en de ese arte (cuaderno de invierno).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: