Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

data lost


 

_

Mi memoria es terrible.
En ocasiones
una verdadera maldición.

Recuerdo perfectamente,
sin ir más lejos,
la ropa que llevabas
la primera noche
que te quedaste
a no dormir.
Su roce y su crujido.

Podría dibujarlo
con todo lujo
de detalles.

O explicarte,
con precisión milimétrica,
a qué olía el aire
aquel sábado furtivo
que despertamos sin prisa.
Y su humedad relativa.

Otras veces, mi memoria
me bendice con la amnesia,
y olvido, por ejemplo,
que estás lejos
y en silencio.

_

datalost

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 4, 2015 por en de ese arte (cuaderno de invierno).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 445 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: