Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

sobre ‘Nighthawks’ de Hopper


 

_

Tengo el tiempo a mi favor —no me importa que termine—,
el frío no me da miedo y el dolor asusta poco.
Me encontrarás en la calle, con mi luto riguroso,
guardando turno en la cola dónde dan el pasaporte
para viajar a tu estela, aunque sea en segunda clase.

Cuando llegué pediré un triste asilo político
en ese pedazo de sombra que se extiende, tiritando,
entre tu ombligo y mi pecho.
Ahí alzaré mi casa, con las pestañas abiertas,
con las ventanas cerradas. Y escribiré en las cortinas
la historia de tu desvelo. Sin metáforas ni rimas.

Pese a todo, es muy posible que me quede sin resuello,
y el oxígeno que resta lo contienen tus pulmones:
deposito mi esperanza en alguna transfusión,

aunque sea ocasional.

Mientras tanto, le pediré otra copa,
a ese camarero que no te quita ojo de encima

_

hopper_nighthawks1

_

_

_

_

_

_

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 8, 2015 por en de ese arte (cuaderno de invierno).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: